sábado, 14 de julio de 2012

resumen del libro

RESUMEN: Todos los niños desde los 5 años hasta los 12 escuchan en casa de Nuba una interesante historia que esta les cuenta sobre la Emperatriz y las Montañas de hielo; de repente se escucha una voz muy firme de una de las niñas de 7 años: -La Enperatriz no existe. En las montañas de hielo mueres.
Otro niño de 7 años, que era hijo de Nuba, le contestó diciendole que la Emperatriz si que existia y que su padre habia ido a visitarla.
Muchos años después Bipa se dedicaba a hacer las tareas que su madre (que habia muerto) se dedicaba a hacer. Cuando Aer y los demás jóvenes se dedicaban a jugar, Bipa no paraba de trabajar: cojia leña, llevaba a pastar a los animales…
Un día que Bipa estaba llevando a pastar a su ganado vió a Aer moldeando cristales para hacer dibujos, Bipa se quedó asombrada porque nunca lo había visto allí. A partir de ese día empezaron a hablar y Bipa se dio cuenta de que no era tan estúpido como creía.
Psaron meses y Bipa, como todas las mañanas, llevó a su ganado a pastar y de paso pararía a hablar con Aer, pero él no estaba, se había ido a conocer a la Emperatriz. Bipa muy preocupada habló seriamente con su padre y le pidió permiso para ir a las montañas de hielo a buscar a Aer; el padre, sabiendo que su hija sabía sobrevivir bien le dio permiso. Bipa fue a ver a la curandera y sabia de las cuevas y le preguntó por las Montañas de hielo y la Emperatriz. La sabia le dijo que la emperatriz era un gran imán para los forasteros y que los atraía de una forma de la que, mediante su atracción los volvía invisibles. Bipa emp0rendió viaje una mañana y poco a poco fue perdiendo el sentido de las horas, cuando ya no sabía si llevaba un mes o una hora caminando decidió parar a dormir.Después de mucho andar llegó al palacio de los Opacos, allí todos parecían como ella, pero cuando los conoció mejor descubrió que andaban todo el día corriendo y que no hablaban ni te miraban a los ojos.
Cuando salió de allí descubrió que un hombre de nieve la seguía, al principio escapaba de él, pero después se hicieron amigos. Después de un tiempo llegaron al palacio de los Translúcidos, de allí no les dejaron pasar hasta que consiguieron escapar. Poco tiempo después Bipa reconoció a Aer, pero por mucho que gritó par llavárselo él no la escuchaba. Ella decidió perseguirle, pero por el camino se les cruzaron unos gigantes de hielo y aplastó al hombre de nieve, Bipa se entristeció pero decidió que tenía que salvar a Aer. Bipa pudo comprender lo que era la emperatriz, que era, nada más y nada menos que la Luna. Bipa consiguió llevarse a Aer dándole un beso.
Después de muchos años, aparecieron en las cuevas dos personas casi transparentes y con el pelo blanco como la nieve, a todos les resultaban familiares pero no terminaban de situarlos. Solo dos personas los reconocieron:
El 1º: un hombre forzudo con barba frondosa que se acercó a Bipa y le dijo: Hija, sabía que volverías.
La 2ª: una mujer delgada con un chal que no se movió de la puerta de su casa, está vez fue el joven el que se acercó a ella y le dio un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada